5 min de lectura

Los cambios tecnológicos que demanda hoy el mundo de los negocios requieren proyectos y modelos de negocio que evolucionen y se adapten rápidamente. Para salir victoriosos de este viaje tienen de su lado métodos basados en la filosofía Agile. ¿Sabes qué es, en qué consiste y cuáles son los métodos ágiles más populares? Sigue leyendo porque aquí te lo vamos a contar.

 La filosofía Agile es un enfoque particular de la administración de proyectos que se ha vuelto cada vez más necesario en el desarrollo de software o productos digitales. Este enfoque permite responder de manera rápida y eficaz ante lo imprevisto, al tiempo que se realizan pruebas para corregir errores y/o mejorar el producto final.

Cualquier organización que decide apostar por la transformación digital debe incluir en su proceso herramientas o métodos ágiles de trabajo. Como resultado, al implementarlas al interior de todas sus áreas, logrará desarrollar y ofrecer productos y/o servicios con más calidad y con menores costos/tiempos. 

La filosofía Agile es esencial en la transformación digital

Por definición, las herramientas ágiles permiten que la forma de trabajo se adapte a las condiciones particulares del proyecto y no al revés como sucedía tradicionalmente. De esta forma, se consigue más flexibilidad y una inmediatez muy necesaria para dar respuesta a posibles cambios, complicaciones u obstáculos en el desarrollo, de acuerdo a las circunstancias específicas del entorno.

Gracias a la aplicación de metodologías ágiles, tanto las necesidades como las soluciones de un proyecto evolucionan favorablemente. Esto es posible gracias al trabajo en equipo de grupos multidisciplinarios que intervienen desde distintas áreas de la organización.

Ventajas de trabajar bajo la filosofía Agile

  •     Equipos de trabajo más motivados y comprometidos.
  •     Menos tiempo de ejecución y costos más reducidos.
  •     Procesos más veloces y eficientes.
  •     Alerta rápida de errores o problemas en el proceso.
  •     Productos y servicios de más calidad.
  •     Clientes más satisfechos.

Las 3 herramientas ágiles más utilizadas

Entre todas las opciones ágiles disponibles, hay tres que se reconocen como las utilizadas actualmente: Kanban, Scrum y XP (programación extrema). Todas están inspiradas en los doce principios del Manifiesto ágil, que están agrupados en estos cuatro valores fundamentales:

  1. Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas.
  2. Software funcionando sobre documentación extensiva.
  3. Colaboración con el cliente sobre negociación contractual.
  4. Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan.

Kanban

Photo by David Travis on Unsplash

Este método promueve una dinámica de trabajo enfocada a la comunicación en tiempo real. Kanban es utilizado para controlar el avance de un proyecto clasificando todas las tareas de acuerdo al estatus que tengan, con la intención de determinar niveles de productividad en cada fase.

Gracias a esta forma de trabajar, la planificación y la asignación de responsabilidades se vuelven más sencillas. Cada tarea es ubicada en un tablero en el que se organizan los procesos del flujo de trabajo. Como mínimo deben contemplarse estas tres columnas: pendiente, en proceso y terminado. Cada tarjeta Kanban debe ir moviéndose a cad auna de las columnas durante las diversas etapas del proceso, hasta llegar a su objetivo final.

 

Scrum

Photo by Startup Stock Photos from Pexels

En el método Scrum se trabaja con un ciclo de vida de producto progresivo y repetitivo. Esto quiere decir que el producto o servicio se va liberando por etapas cada cierto tiempo, involucrando a distintos miembros del equipo de trabajo en una relación colaborativa. Al hacerlo de esta forma, es más fácil identificar problemas que vayan surgiendo y proponer soluciones óptimas para atajarlos.

Una parte importante de los proyectos que se gestionan con Scrum son las entregas parciales, también conocidas como sprints. Éstas se planean desde el inicio y se especifican niveles de prioridad, de acuerdo al beneficio que cada una aporta al cliente.

Otro punto fundamental son las reuniones de revisión, mediante las que se fomenta la transparencia y comunicación durante todo el proyecto. En un proceso Scrum se fijan reuniones para planificar, reuniones diarias de seguimiento, reuniones de revisión y, finalmente, reuniones de retrospectiva.

 

Programación Extrema (XP)

Photo by Hitesh Choudhary on Unsplash

Enfocada específicamente a los proyectos de desarrollo de software, XP es un método basado en reglas y buenas prácticas para implementarse en ambientes muy cambiantes y con requisitos imprecisos. Por lo tanto, esta forma de trabajo se enfoca aún más en una comunicación directa para obtener retroalimentación continua por parte el cliente hacia el equipo de desarrollo.

Aquí es fundamental que al inicio de cualquier proyecto gestionado con XP, todos los requisitos y objetivos queden bien definidos. Esto permitirá que después, todos los esfuerzos se enfoquen a los cambios que sean necesarios y, de esta forma, tener más control para disminuir las posibilidades de error en el producto final.

Como ves, la filosofía Agile ha inspirado distintos métodos que son muy útiles para hacer más eficientes las dinámicas de desarrollo en cualquier proyecto.

Si estás interesado en llevar al interior de tu organización perfiles expertos en la implementación de estos métodos ágiles de colaboración, contáctanos. Nos especializamos en consultoría para la conformación de equipos digitales para apoyar a nuestros clientes en su proceso de transformación digital.

Cuéntanos cómo podemos ayudarte.