7 min de lectura

Parte de la transformación digital consiste en convertir al equipo digital en un área estratégica para el negocio. Para conseguirlo se requieren líderes con habilidades específicas que dirijan con éxito iniciativas tecnológicas y culturales. 

Liderazgo digital

El concepto de liderazgo digital es dinámico, no fijo. Requiere experimentar nuevos enfoques, métodos y herramientas. Conforme las organizaciones llevan a cabo su transformación digital, los líderes se enfrentan a la tarea de realizar cambios en las estrategias comerciales, la gestión del talento, los procesos internos, la mentalidad, la cultura y el modelo de liderazgo.

El liderazgo digital implica usar tecnologías para la gestión, el crecimiento y la sustentabilidad de una organización. Por lo tanto, es necesario que los líderes la promuevan y asuman la responsabilidad de la calidad del producto, el valor de los recursos digitales y la innovación. 

Algunas habilidades que deben tener y desarrollar los líderes digital son las siguientes:

  • Capacidades digitales: conocer y probar continuamente diferentes herramientas digitales. 
  • Agilidad: fácil adopción de nuevas tecnologías y reinvención de los modelos comerciales. 
  • Asumir riesgos: centrarse en la experimentación y en la toma de riesgos sin miedo al fracaso. 
  • Inclusión: conocer a profundidad las fortalezas, debilidades y capacidades de las personas del equipo, así como sus personalidades y aspiraciones. 

Liderazgo previo a la transformación digital

Antes de comenzar con la transformación digital es vital evaluar la situación de la organización: sus puntos fuertes y débiles, qué ha funcionado bien y qué no. Según un artículo de Business Development Bank of Canada (BDC), Jivi Cheema, asesor comercial de esta compañía, recomienda hacerse estas preguntas:

  • ¿Dónde está fragmentada la empresa?
  • ¿Cuál es la realidad actual y cómo está funcionando el negocio?
  • ¿En qué parte de cada área pueden surgir obstáculos?
  • ¿Todos comprenden sus funciones y la visión de la organización?
  • ¿Qué tan bien fluye la información?

Claves para liderar un equipo digital

Liderar un equipo digital puede ser un gran reto: hay objetivos y plazos que cumplir y un abanico de personalidades que gestionar. Sin embargo, hay ciertas claves que pueden ayudar a lograrlo:

1. Entender y promover el significado de transformación digital

Según un artículo de KPMG, Pinar Emirdag, responsable global de Mercados y Servicios al Cliente Digital de JP Morgan Chase & Co, comenzó definiendo lo que significaba “digital” para el banco, e identificó cuatro pilares: datos, inteligencia, tecnología y personas. Su estrategia consistía en entrelazar esos cuatro elementos. 

Más allá de implementar tecnologías, se trata de identificar la importancia de los datos, su análisis y la rentabilidad que se puede conseguir con ellos. De la misma manera, consiste en definir el proceso de transformación. Crear “equipos de cambio” que promuevan los beneficios puede influir positivamente en la transformación.

2. Definir un plan de acción 

Establecer y difundir el plan ayuda a alinear a todo el equipo. Éste debe incluir los momentos claves y los pasos a seguir para aprovechar al máximo los datos y la tecnología, así como los  indicadores clave de desempeño (KPI) para evaluar el progreso. También es bueno considerar el alcance y la escala y un plan de contingencias en caso de que el original no funcione.  

3. Asegurarse de contar con recursos financieros

Es necesario garantizar que se cuente con los fondos necesarios para que las ideas puedan llevarse a cabo. Se recomienda redactar un plan operativo a corto, mediano y largo plazo con acciones principales y métricas, y que incluya las implicaciones de adoptar nuevas tecnologías y el momento oportuno para hacerlo. 

4. Evaluar las herramientas digitales

Es aconsejable hacer un inventario de softwares de analítica, CRM, administradores de contenido y marketing automation. También es necesario explorar qué otras herramientas pueden funcionar, ver qué está utilizando la competencia y la industria en sí. 

5. Enfocarse en la innovación

La innovación abre la puerta a la colaboración, la creatividad y la experimentación. Esto puede lograrse a través de sprints en los que se diseñe, cree prototipos y prueben ideas en un corto tiempo. 

6. Conocer al equipo

Se refiere a evaluar las fortalezas y debilidades de cada persona e invertir en su desarrollo. También es bueno conocer a la gente que de forma indirecta está relacionada con el proyecto. 

7. Involucrar a todos los interesados 

La comunicación transparente ayudará a que todas las partes interesadas se unan al proyecto y lo promuevan. Esto puede conseguirse manteniendo abiertos los canales de comunicación para mantener informadas a todas los participantes y anticiparse a posibles interrupciones.

8. Implementar una cultura organizacional enfocada en la transformación digital

Se trata de que las personas se conviertan en embajadoras de la transformación y persuadan sobre la importancia de la adopción de nuevas herramientas. Para este punto se aconseja formar o tercerizar un equipo de gestión del cambio (change management) que ayude a modificar la mentalidad e implemente un plan de comunicación. 

Es importante reconocer y recompensar a las personas por promover el cambio. Esto puede ser a través de comunicados internos, bonificaciones o pequeños regalos. 

9. Desarrollar al talento

Se refiere a identificar las habilidades necesarias para la transformación e incluir un programa de desarrollo de habilidades con el fin de crear equipos multifuncionales y disminuir la brecha entre lo tradicional y lo digital. 

10. Promover un ambiente de aprendizaje continuo basado en datos

Aprender de los datos es importante; sin embargo, compartir el aprendizaje es crucial. Es la esencia de la colaboración entre las personas que forman un equipo y entre los mismos equipos. Una actividad útil es invitar a las personas a que presenten ideas de mejora y llevarlas a los altos ejecutivos para que se desarrollen.

Liderazgo digital a partir del Covid-19

Para sobrellevar la pandemia ha sido necesario que los líderes orienten a sus equipos en entornos híbridos, donde algunas personas trabajan desde casa mientras otros lo hacen desde las oficinas. 

Esta situación presenta grandes retos: construir una fuerte cultura, conseguir un compromiso real sin afectar el bienestar, lograr una verdadera colaboración, tomar decisiones efectivas y mantener el rendimiento y la productividad. 

Aunque las personas puedan colaborar a través de reuniones virtuales, habrá ocasiones en las que deberán reunirse para hacer pruebas y construir prototipos. Los líderes deben definir en qué etapa de desarrollo se requerirá mayor colaboración y permitir que suceda en entornos híbridos. De la misma manera, deben reconocer que el desempeño y la productividad serán diferentes según cada posición, ya que no funciona el mismo enfoque para todas.

Liderar un equipo digital puede ser un desafío, pero no imposible. Se trata de planear, ejecutar y evaluar.  Para comenzar con una transformación digital es necesario conocer a las personas que formarán parte del equipo, asegurar los recursos financieros, hacer un inventario de las herramientas y definir los objetivos. Los KPI siempre garantizarán que el equipo se dirija hacia las metas. 

El liderazgo en cualquier transformación digital también requiere comprender el significado para la organización, las habilidades necesarias y los resultados esperados. De la misma manera, los esfuerzos dependerán, en gran medida, de la tecnología, la automatización y la inteligencia artificial.